Coimbra abre parcialmente sendero en la margen derecha del Mondego

Un tramo de carretera de 400 metros entre el Puente de Santa Clara y la Estação Nova fue abierto a los coimbranos, dijo la concejala de urbanismo, Ana Bastos, que hablaba a los periodistas en una visita a las obras de estabilización de la margen derecha, que supone una inversión de unos 10 millones de euros.

“Todavía no estamos en condiciones de abrirlo en su totalidad”, señaló Ana Bastos, y agregó que espera que los 900 metros restantes hasta el puente de Açude estén accesibles para uso de la población a finales de mes.

El concejal consideró que era de "valor añadido" abrir el tramo preparado para facilitar la movilidad entre el Puente de Santa Clara y la Estação Nova (Coimbra-A). La avenida Aeminium, paralela al carril que ahora está parcialmente abierto, también se dedicará a la movilidad blanda, al contrario de lo previsto en el proyecto inicial para esa zona.

Debido a las obras de intervención del Sistema de Movilidad de Mondego (SMM), cuyo cauce pasará junto a la avenida, y a la necesidad de abrir una zanja en esa vía para la construcción de un emisario de Águas do Centro Litoral, la avenida Aeminium deberá ser fuera de los límites de circulación durante los próximos dos años.

La apertura total del carril peatonal junto al río está condicionada por la necesidad de "crear un vallado para que la gente pueda circular con seguridad", dadas las obras que se ejecutarán en paralelo, ha explicado el concejal.

"Es cuestión de semanas" hasta que la franja esté completamente abierta, lo que permitirá una conexión peatonal circular entre las dos orillas del río a través del Puente de Santa Clara y el Puente de Açude, subrayó.

La visita, que contó con la presencia del alcalde de Coimbra, José Manuel Silva, contó con varias explicaciones del proyecto a cargo de la arquitecta del Ayuntamiento, Joana Sobral.

“En total, el recorrido contará con cerca de 200 árboles sembrados a lo largo del río, bancas, áreas de sombra, tres espacios para restaurante y rampas que acerquen el paseo al nivel del agua”, aclaró el funcionario.

“El que quiera venir aquí tendrá que venir a pie, en metro o en bicicleta”, subrayó, señalando que en esa ribera habrá tres estaciones del futuro SMM.

Para Ana Bastos, este proyecto “lleva la ciudad al río y lleva el río a la ciudad”. Joana Sobral añadió que este camino también "traerá el bosque de Choupal a Portagem".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir