Cultura

Covid CPI pregunta a Ernesto Araújo sobre China


Despedido en marzo y abandonado por la articulación política del gobierno, acusó al núcleo militar y congresista del Palacio de Planalto de «haber perdido el alma y el ideal».

El presidente Jair Bolsonaro enfrentará la fase más dura hasta ahora de la Comisión de Investigación Parlamentaria (CPI) de Covid desde este martes 18, que esta semana interrogará a dos exministros que han agredido al gobierno: Ernesto Araújo (Relaciones Exteriores) y Eduardo Pazuello (Salud) . Bolsonaro profundiza en el contenido de los dos testimonios que su gestión podría obtener en la lucha contra la pandemia de Covid-19.

El primero en ser escuchado hoy será el excanciller Ernesto Araújo, quien hizo «fusilar» a Itamaraty en el Senado. Despedido en marzo y abandonado por la articulación política del gobierno, acusó al núcleo del Palacio de Planalto – influenciado por militares y congresistas – de «haber perdido su alma e ideal». Hasta el momento, Araújo se ha librado de Bolsonaro y ha recibido el apoyo del diputado Eduardo Bolsonaro (PSL-SP), hijo del presidente, con quien hizo un doblete en política exterior.

Araújo dejó el gobierno bajo grandes críticas como Pazuello. Fue acusado de perturbar las relaciones con países importantes como China y Estados Unidos debido a las posiciones ideológicas adoptadas al tratar temas sensibles para ambos gobiernos. Sin embargo, el excanciller siempre ha dicho que las vacunas disponibles en Brasil hoy se negociaron cuando él estaba a la vanguardia de la diplomacia.

El excanciller fue uno de los primeros íconos del ala ideológica y de la base conservadora bolsonarista convocada al PCI. Como testigo, no pidió al Supremo Tribunal Federal que guardara silencio, como Pazuello, y expuso su estrategia de defensa en reuniones con un abogado particular, Rafael Teixeira Martins, sin participación del gobierno. En teoría, tendría derecho a ser representado por el Abogado General del Sindicato, al igual que el exproveedor de la sanidad.

“El exministro está listo, tranquilo y disponible para explicar al CPI sin ninguna dificultad, vergüenza u obstáculo. Le gustaría contribuir a esto y dejar clara su participación en el proceso pandémico. No hay nada que insinuar, es testigo, no participó en el proceso de toma de decisiones ”, dijo Teixeira Martins.

Pazuello, por su parte, recibió el visto bueno de la Corte Suprema para guardar silencio sobre temas que pudieran incriminarlo. Los aliados del gobierno dijeron que la medida era necesaria para evitar el «abuso de autoridad». Sin embargo, el hábeas corpus otorgado por el ministro del STF, Ricardo Lewandowski, no le da a Pazuello el derecho a guardar silencio cuando se le pregunta por Bolsonaro, por ejemplo. La secretaria de Gestión Laboral y Educación para la Salud, Mayra Pinheiro, conocida como «Capitana Cloroquina», también llamó al STF y pidió silencio. Ella testifica el jueves.

Los gobernadores intentarán proteger al canciller, general y secretario insistiendo en las investigaciones contra gobernadores y alcaldes. “Nos gustaría involucrar a otros gerentes. Hay que llegar a donde viene el dinero y saber qué se ha hecho con él ”, dijo Marcos Rogério (DEM-TO), miembro del CPI y subjefe de gobierno.


CONTINÚA DESPUÉS DEL ANUNCIO

Araújo se reúne con el Senado mes y medio después de un «infernal» sabático en vísperas de su renuncia. “Esperamos claridad sobre la postura de Brasil en la búsqueda de vacunas e insumos para combatir la pandemia. Además, es necesario aclarar si el gobierno recibió lineamientos o tuvo una propuesta para defender la cloroquina y otras prácticas de drogas sin ninguna efectividad científica ”, dijo el senador Alessandro Vieira (Cidadania-SE).

La lista de preguntas formuladas por el CPI describe los mensajes de las pautas que se han dado para comprar medicamentos como la cloroquina. Detalles de la misión oficial para descubrir un aerosol nasal en Israel; Injerencia de los hijos del presidente en la política exterior; y hostilidades hacia China. «A Ernesto ya no le importaba la diligencia en el trato con los senadores cuando era ministro. Ahora no sé si se meterá la lengua», dijo el líder de la minoría Jean-Paul Prates (PT-RN).

La información proviene del diario O Estado de S. Paulo.


CONTINÚA DESPUÉS DEL ANUNCIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.