Cultura

El ministerio está ralentizando la entrega de entregas de prueba de Covid


La reducción en la entrega coincide con el vencimiento de la validez de los lotes comprados a través de la OPS (Organización Panamericana de la Salud) y fabricados por el genio del mar coreano

Mateus Vargas y Natália Cancia
Brasilia DF

El Ministerio de Salud redujo la provisión de pruebas de RT-PCR, el estándar de oro para detectar el coronavirus, en abril y mayo. Durante este tiempo, caducan prácticamente todos los exámenes de la carpeta y todavía no hay arreglos sustitutivos.

Por ejemplo, en marzo se distribuyeron 2,5 millones de pruebas de RT-PCR. En abril, la cifra se elevó a 1,6 millones, un descenso que se mantuvo este mes. Para el día 21, se habían distribuido 674,800 exámenes, menos que en un intervalo similar en meses anteriores.

La reducción en la entrega coincide con el vencimiento de la validez de los lotes comprados a través de Grandpas (Organización Panamericana de la Salud) y fabricados por el genio del mar coreano.

Sin estas pruebas, el gobierno federal tendría que apoyarse en el modelo fabricado por Fiocruz, que hasta entonces correspondía a una menor proporción de las entregas y ya está buscando nuevos proveedores.

El ministerio reconoce actualmente que no se están utilizando 1,7 millones de pruebas Seegene. La carpeta menciona que los lotes fueron evaluados por el INCQS (Instituto Nacional de Control de Calidad en Salud), que realiza análisis de calidad, pero no explica si se ha retenido todo el producto por un error o por el fin de su vigencia. . Los datos del instituto muestran que al menos ocho lotes han fallado.

Ese volumen caducaría a principios de junio, aproximadamente 1 millón del total caducó la semana pasada. El ministerio ahora espera que el fabricante Seegene envíe nuevas pruebas sin costo adicional para reemplazar el inventario perdido.
El exministro Eduardo Pazuello dijo en el CPI de Covid-19 en el Senado que no faltaron las pruebas de Covid-19. El actual ministro Marcelo Queiroga también negó la pérdida de exámenes este viernes (21).


CONTINÚA DESPUÉS DEL ANUNCIO

Las posiciones contrastan con los datos del propio ministerio y también de algunos estados. De los 15 departamentos de salud que respondieron a Folha, al menos 4 informan haber expirado las pruebas que ya no se pueden utilizar. Otros 5 tienen kits que están cerca de ganar.

En Tocantins, 28,000 exámenes perdieron su validez en mayo, un volumen que se ha retenido hasta que estén disponibles las pautas de la cartera federal.

El departamento de salud de Mato Grosso también está a la espera de directrices para definir el destino de 15.000 pruebas que expiraron el 13 de mayo.

El gobierno de Santa Catarina, por otro lado, dijo que conservaba 4.500 kits de diagnóstico vencidos. El producto se utiliza en investigación y para la formación de personal y estudiantes. Otro estado que afirmó que las pruebas habían expirado fue Maranhão.


CONTINÚA DESPUÉS DEL ANUNCIO

Bahía, Río de Janeiro, Acre, Rondônia y Goiás dijeron que tenían pruebas cerca de ganar, pero intentarían usarlas.

Para evitar perder pruebas, los gerentes de algunas regiones también han declarado que evitaron pedir al ministerio más pruebas porque el inventario se concentra en los kits de Seegene.

Cuando se le preguntó acerca de brindar orientación a los estados, el Departamento de Salud no respondió. Sin embargo, los técnicos de la cartera indicaron que la definición original de acción y reemplazo era solo para el propio inventario.

Según el presidente de la Conass (Consejo Nacional de Secretarios de Salud) y el ministro de Salud de Maranhão Carlos Lula, se espera que el tema sea discutido en una reunión la próxima semana. Una de las alternativas previstas es la incineración de los productos. Lula afirmó que reducir el número de pruebas realizadas «tiene un impacto inmediato en la punta».


CONTINÚA DESPUÉS DEL ANUNCIO

Según datos preliminares del ministerio, hasta el 21 de mayo se habían realizado 1,24 millones de pruebas de RT-PCR, en comparación con 2 millones en abril. El récord de pruebas en el SUS se registró en marzo -2,42 millones.

Para los especialistas, la pérdida de pruebas en stock muestra los continuos errores en la estrategia de pruebas en el país.

«El uso de pruebas para manejar una epidemia es importante para saber dónde está aumentando el riesgo y qué se necesitaría para contenerlo», dijo Gulnar Azevedo, presidente de Abrasco (Asociación Brasileña de Salud Pública). «Pero perdimos esta oportunidad», dijo sobre las pruebas vencidas.


CONTINÚA DESPUÉS DEL ANUNCIO

Ella dice que incluso en tiempos de reducción de casos nuevos, no habría razón para que la distribución disminuya. “Esto expresa la falta de coordinación [na pandemia] », dijo.» No sabemos exactamente cuánto y dónde está circulando el virus. No tiene sentido hacer una prueba cuando el fuego está allí «.


CONTINÚA DESPUÉS DEL ANUNCIO

El informe cuestionó al Departamento de Salud sobre la disminución en la distribución de pruebas, pero no hubo respuesta. En un comunicado, el ministerio dijo que ya había distribuido 31 millones de pruebas contra Covid.

Sin embargo, según las plataformas de la cartera, solo 19,9 millones de ellas eran pruebas de RT-PCR. El resto proviene del modelo serológico, la llamada prueba rápida, que se considera inadecuada para el diagnóstico.

Los datos del Ministerio muestran que la cantidad de pruebas de RT-PCR realizadas y realizadas está por debajo de la cantidad establecida en las metas del programa Diagnóstico para la Atención, donde se proyectaron 24,7 millones de pruebas en 2020. No se han fijado nuevos objetivos para 2021.

En medio de este escenario, el ministerio anunció el viernes (21) el tercer programa de prueba desde que comenzó la pandemia.

La novedad es el uso de pruebas de antígenos, que se consideran más rápidas que las pruebas de RT-PCR y mucho más precisas que las pruebas serológicas.

El ministerio prevé ofrecer entre 10,7 y 26,6 millones de exámenes de antígenos por mes, un número que debería variar según el escenario de la epidemia.

La semana pasada, el gobierno federal recibió 3 millones de pruebas de antígenos compradas a través de la OPS, pero aún no ha finalizado cómo distribuirlas a los estados, lo que ha dado como resultado que los productos se mantengan en stock.

Además, los funcionarios de la secretaría de salud local dijeron que el número era pequeño considerando la estrategia de prueba masiva propuesta. Saúde anunció que comprará rápidamente 14 millones de pruebas.

Sin embargo, los gerentes dijeron que habían pedido al ministerio que distribuyera estas pruebas en vano desde octubre de 2020. El objetivo era asegurar la distribución a los municipios para el abastecimiento básico y el seguimiento.

En un comunicado, la cartera dijo que está negociando nuevas compras de prueba «que se darán a conocer tan pronto como se completen».

La información proviene de Folhapress

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.