Se implementa la estrategia de hidrógeno verde para la descarbonizacion de Portugal

El gobierno portugues está implementando su "estrategia de hidrógeno" como una forma de introducir un elemento de "incentivo y estabilidad para el sector energético".

Según los informes, el plan requerirá una inversión de hasta 7 mil millones de euros hasta 2030, 85% de los cuales debe provenir del sector privado.

El objetivo a largo plazo es reducir las importaciones de gas natural en 300 o 600 millones de euros y crear un centro europeo de 'energía verde' cerca de Sines, uno de los países del país puertos principales.

La estrategia es clave para los objetivos de "descarbonización" de Portugal.

Hacia la Europa Verde

Explica el ministro de medio ambiente y transición energética João Pedro Matos Fernandes, "el hidrógeno verde" será "muy barato de producir" e impulsará lo que llamó "empleo calificado".

Sines siempre ha sido la "opción perfecta" ya que sus plantas a carbón y petróleo están siendo desmanteladas, y la red de gasoductos que se conectan a ella ya está en su lugar.

Dice Matos Fernandes, las tuberías existentes están 70% listas para distribuir hidrógeno de Sines, que, según toda la planificación, eventualmente debería producir un gigavatio de energía con 'hidrógeno verde'.

Al menos un esfuerzo de colaboración ’ya está en marcha, con una compañía de energías renovables de Holanda, y claramente se espera que haya más.

Descarbonización de Portugal

Dijo Matos Fernandes la semana pasada, el desarrollo de una industria alrededor del hidrógeno verde en Portugal "tiene el potencial de dinamizar un nuevo ecosistema económico, aliado al enorme potencial de descarbonización".

En la cola EDP, otras siete compañías y asociaciones europeas de energía aliadas a la producción de energía eólica y solar, han escrito al vicepresidente de la Comisión Europea Frans Timmermans para presionar por el hidrógeno renovable.

También han subrayado su "papel central" en términos de descarbonización.

Expresso describe los muchos y diversos sectores que los gigantes de la energía se beneficiarán del estrés, incluida la industria química, el transporte y la aviación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir