Mas

Los extranjeros impulsan el mercado inmobiliario de lujo

La pandemia y el teletrabajo han ayudado a abrir el apetito de los extranjeros que buscan instalarse en Portugal y la demanda de viviendas de alta calidad está ayudando a impulsar un sector ya boyante.

El desequilibrio cada vez más acentuado entre la nueva oferta y demanda de viviendas en el centro de Lisboa, junto con la creciente tendencia a la adquisición de viviendas listas para habitar, está dinamizando el mercado de viviendas de segunda mano en el segmento premium.

Según la consultora internacional Athena Advisers, la demanda de este tipo de productos comenzó a intensificarse tras el confinamiento, cuando los compradores internacionales “no solo pudieron volver al mercado portugués, sino que lo hicieron con fuerza y ​​con la voluntad de acelerar la compra de vivienda, estableciéndose en Portugal lo más rápido posible ”, dice Marta Salgado, responsable de reventa y arrendamiento de Athena Advisers.

Estos compradores, que según las ventas realizadas por la consultora en 2021 son fundamentalmente estadounidenses, franceses y británicos, quieren “viviendas prácticamente nuevas o reformadas, muchas veces con importantes mejoras y actualizaciones respecto al proyecto inicial, bien ubicadas y en cerca del 50% de casos ya amueblados. Básicamente buscan viviendas llave en mano, listas para ser habitadas de la noche a la mañana sin tener que invertir ni preocuparse por remodelar”, explica Marta Salgado.

Escasez

La oferta de casas de segunda mano de estas características es muy escasa, sobre todo en las zonas más tradicionales de Lisboa y que suelen ser más demandadas por familias extranjeras, como Lapa, Estrela, Santos y Príncipe Real. Según Marta Salgado “esta carencia es aún más evidente en los pisos de tipologías superiores a la T3, ya que también son los que mejor se adaptan a las necesidades de estas familias”. Además de estos barrios más tradicionales, hay otros que destacan en este tipo de demanda, como Marvila y Beato, donde actualmente también hay escasez de producto. Los precios de estas viviendas están en línea con el mercado general: entre 350.000€ y 500.000€ la T1; 500.000 € y 800.000 € para T2; desde 1.000.000 € para tipologías T3 y superiores.

Athena Advisers cree que la oferta de este tipo de productos en la Gran Lisboa tenderá a crecer, especialmente en el centro de la ciudad en barrios que, por sus características, son muy buscados por la población extranjera, y también en Cascais.

“Desde hace unos años, Lisboa, y Portugal en general, es un destino elegido por los extranjeros para residir y comprar una vivienda, y con la llegada de la pandemia y el teletrabajo se ha vuelto aún más deseable. Como tal, hay muchos propietarios que ven aquí una oportunidad de negocio”, comentó Marta Salgado.

Según la SEF, en 2020 el país experimentó un aumento de población extranjera residente por quinto año consecutivo y, aún en un año de pandemia, el número de residentes aumentó un 12,2 % en comparación con 2019, con 71.747 nuevos residentes extranjeros arribando al país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.