Parlamento: Mascotas permitidas en restaurantes y otros establecimientos comerciales - Portugal

Publicado el 21 de febrero de 2018.

El parlamento portugués ha aprobado por unanimidad una nueva ley que permite que las mascotas acompañen a sus dueños a establecimientos comerciales, incluidas tiendas y restaurantes.

A partir de mayo, la ley permite que las mascotas ingresen a los espacios comerciales, debidamente señalizadas como pet-friendly, cuando estén acompañadas por sus dueños. La ley requiere que las mascotas estén aseguradas con una correa corta y que no se les permita moverse libremente.

Los propietarios de espacios aptos para mascotas pueden limitar la cantidad de mascotas permitidas en las instalaciones con la opción de proporcionar áreas reservadas específicas donde las mascotas puedan moverse libremente. No se permiten mascotas en las áreas de preparación de alimentos.

La ley, auspiciada por el partido Pueblo-Animal-Naturaleza (PAN) y apoyada por el Partido Verde y el Partido Socialista, no especifica qué mascotas están permitidas.

Los dueños de los establecimientos tendrán que tomar sus propias decisiones sobre qué mascotas son bienvenidas. Sin embargo, los perros guía y de asistencia deben ser admitidos en todos los establecimientos.

En 2014 el Parlamento portugués había aprobado una ley que establece que el maltrato o abandono de mascotas es un delito punible con fuertes multas y/o penas de prisión.

Según la ley, “cualquiera que, sin causa justificada, inflija dolor, sufrimiento o cualquier otro daño físico a un animal de compañía es sancionado con prisión de hasta un año o el equivalente a hasta 120 días de multa”.

En caso de abandono del delito se castiga con "penas de prisión de hasta seis meses o 120 días multa", y, si el descuido tiene como consecuencia la muerte de un animal de compañía, "la pérdida de un órgano o miembro importante o grave e impedimento permanente de su capacidad para andar, el infractor será reprimido con pena privativa de libertad hasta de dos años o multa hasta de 240 días.”

También se han realizado cambios con respecto al maltrato a las mascotas que no son de su propiedad. “Quien ataque o mate a un animal estará obligado a indemnizar al propietario o a las personas o entidades que acudieron en su auxilio por los gastos en que hayan incurrido en su tratamiento”, dice la ley.

La ley también estipula que los propietarios “deben velar por el bienestar de sus animales”, es decir, alimentarlos adecuadamente y brindarles atención veterinaria. Las penas de cárcel de hasta tres años o multas también esperan a las personas que roban o “poseen ilegítimamente” animales.

Una legislación similar sobre los derechos de los animales ya está en vigor en la mayoría de los países de la Unión Europea. El concepto es que los animales no deben ser tratados como 'cosas' y deben tener su propio estatus legal distintivo. Reconoce a los animales como seres vivos con sentimientos y con derecho a la protección jurídica similar a los niños.

Las parejas casadas que se separen tendrán que llegar a un acuerdo sobre la custodia de las mascotas. La ley establece que los animales deben ser “encomendados a uno o ambos cónyuges, teniendo en cuenta, en particular, los intereses de cada uno de los cónyuges e hijos y también el bienestar del animal”.

Austria fue el primer país en aprobar un estatus legal para los animales en 1988, seguido de Francia, Suiza, Nueva Zelanda y Alemania, entre otros.

paj.staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir