Mas

Philippe Starck elige Sintra para «alejarse de todo»

«Los portugueses son como una enfermedad que te contagias o como una droga a la que te vuelves adicto», dijo Philippe Starck.

Philippe Starck se ha convertido en un nombre notable en el mundo de la arquitectura y el diseño. Con una carrera de más de 50 años, este genio creativo francés ha inventado sillas, vendido millones de copias de un escultural exprimidor de naranjas, diseñado hoteles boutique, bicicletas, yates e incluso estaciones espaciales.

Según un reportaje de idealista/news, ha vivido en varios lugares, pero fue en lo alto de las montañas de Sintra, en Portugal, donde encontró el refugio perfecto para “alejarse de todo”.

«Empecé a vivir en los bosques cerca de París. Luego empecé a vivir en los aviones. Luego, en el barro de Venecia. Luego nos instalamos en Formentera, hasta que Formentera dejó de ser Formentera. Y ahora vivimos en lo alto de la sierra de Sintra, en Portugal, lejos de todo”, revela Starck en una reciente entrevista con El País.

La pasión de Starck por Portugal no es nueva. Empezó de vacaciones en Comporta, vivió en Cascais y hace unos años ya hablaba de los encantos de los portugueses y de Sintra. “En Portugal la gente es más humana. Es un lugar en el mundo donde la gente es orgullosa, inteligente, hermosa, honesta y trabajadora. Podemos encontrar una belleza que ya no existe”, dijo en otra entrevista televisiva.

“Estoy completamente enamorado de Sintra. Sintra es como el sueño de un niño, como el sueño de un loco, como un poema, como un cuadro, es una obra de arte. Y me paso los días en bicicleta o caminando por el bosque de eucaliptos de Sintra, y es, sin duda, donde están las casas más bonitas del mundo, y dentro de ellas hay una elegante fantasía que ya no existe”, añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.