Cultura

Sin consenso, Aneel cambia las fechas de subasta para comprar energía


Durante el análisis de la licitación para la subasta de energía existente, el director Efraín da Cruz sugirió que se realicen las subastas de energía existentes A-4 y A-5.

El Consejo de Administración de la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel) decidió el martes 25 cambiar las fechas de subasta para la compra de energía de plantas ya en operación y para nuevos proyectos previstos para junio.

Durante el análisis de la licitación para la subasta de energía existente, el relator, Director Efraín da Cruz, sugirió que se pongan en funcionamiento las subastas de energía existentes A-4 y A-5 (plantas que comenzarán a operar en cuatro y cinco años respectivamente). inicialmente se llevarían a cabo el 11 de junio si la fecha se cambiara al 25 del mes siguiente. Como resultado, las subastas de nueva energía A-3 y A-4, que debían tener lugar el 25 de junio, se han pospuesto para el 8 de julio.

El relator justificó que el primer análisis de la convocatoria del 4 de mayo identificó aspectos inconscientes del proceso que llevaron al retiro de la agenda. Al hacerlo, evaluó que los cambios de fecha eran necesarios para que el anuncio pudiera publicarse al menos un mes antes de la ronda.

Sin embargo, la decisión no fue apoyada por toda la universidad. La directora Elisa Bastos evaluó que Aneel había perdido su competencia para cambiar el cronograma originalmente planeado por el Ministerio de Minas y Energía (MME). Pregunta si los cambios se han acordado con el Ministerio de Minas y Energía, ya que el cronograma de las competencias del sector lo establece el reglamento del Ministerio.

Efraín da Cruz afirmó que las fechas fueron fijadas por el departamento técnico de la agencia con el MME, la Sociedad de Investigación Energética (EPE) y la Cámara de Comercio de Energía Eléctrica (CCEE), pero el ministro Bento Albuquerque no prevé la publicación de un nuevo reglamento. En el colegio se acordó que las nuevas fechas se darían a conocer en un comunicado correspondiente.

El director también respondió preguntas sobre el impacto potencial que la subasta podría tener en la competencia. «Decir que tres semanas tuvieron la oportunidad de cambiar las propuestas comerciales significa al menos ignorar las reglas de la corte federal sobre los límites de tiempo», dijo. «Apoyar la tesis de que tenemos que seguir lo que está escrito en el reglamento significa al menos renunciar a una competencia que no es exclusiva sino delegada».

Los contratos tienen una duración de 15 años.

Las subastas A-4 y A-5, que fueron aprobadas el martes, están destinadas a obtener energía de plantas térmicas que utilizan gas natural o carbón nacional. Los contratos tienen una duración de 15 años y comienzan respectivamente en enero de 2025 y 2026. Uno de los puntos establecidos por el MME es que empresas completamente inflexibles pueden entrar en la disputa, el levantamiento del límite máximo de inflexibilidad del 50%.


CONTINÚA DESPUÉS DEL ANUNCIO

Durante la discusión, el director Sandoval Feitosa advirtió sobre la sobrecontracción estructural de algunos comerciantes. Según él, las subastas también se realizan cuando el sector se enfrenta a este problema, que en algunos casos incluso es preocupante, por ejemplo en Amazônia Energia.

Afirmó que la empresa podría subcontratar contratos con otras empresas, lo que reduciría los problemas y las contribuciones a la seguridad social que pagan todos los consumidores a través de la cuenta de consumo de combustible (CCC). “Si bien reconocemos que un distribuidor en particular tiene una demanda para la subasta, esa demanda será marginal y podría satisfacerse mediante la asignación de contratos de otros distribuidores. Desde esta perspectiva, esto es más eficiente que la eventual adjudicación de subastas si esto fuera necesario después de esta primera fase de la reestructuración estructural del nivel de contrato en el sector de distribución ”, dijo.

También destacó la dificultad que tienen los operadores para administrar sus carteras debido a la rigidez de los contratos. Explicó que la migración de consumidores al mercado libre y el crecimiento exponencial de la micro y mini generación distribuida eliminan la previsibilidad sobre el crecimiento del mercado regulado.

También defendió que las subastas deberían tener lugar cerca del inicio de la entrega y que los contratos deberían tener una duración de, digamos, uno a tres años. “Las distribuidoras tendrían mejor previsibilidad cuando fuera necesario y mayor flexibilidad para ajustar el nivel de contracción, así como mayor liquidez en el portafolio sin tener que contratar por muchos años, lo cual durante este período fue inaccesible debido a varios factores entre ellos el avance de la tecnología. consumidores generación más barata ”, argumentó.


CONTINÚA DESPUÉS DEL ANUNCIO

Contenido de estadão

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.