Mas

Hoy en la Historia: Portugal celebra el 25 de abril Día de la Libertad – Portugal

Publicado el 25 de abril de 2018.

Desde 1974, la nación portuguesa ha celebrado el “Día de la Libertad” con una fiesta nacional el 25 de abril para conmemorar el golpe militar incruento que trajo la democracia y las libertades civiles al pueblo portugués.

También se celebra como el Revolución de los clavelesel evento del 25 de abril se produjo después de casi cinco décadas de un régimen autoritario liderado por Oliveira Salazar, que duró de 1937 a 1974. La revolución acabó con el régimen del Estado Novo de Salazar, la dictadura más larga de la Europa del siglo XX.

Con el apoyo de la población civil, la revolución cambió el sistema político portugués de un gobierno autoritario a una democracia moderna. El golpe militar fue realizado por el Movimiento de las Fuerzas Armadas (MFA) liderado por General Antonio Espínola y otros destacados líderes civiles y militares.

En cuestión de horas, el general Spinola fue entregado a la rendición del primer ministro gobernante. Marcelo Caetanoquien fue derrocado y obligado a exiliarse en Brasil.

Spinola se hizo cargo de un Gobierno Provisional que prometió restaurar las libertades civiles y celebrar elecciones generales democráticas. Cientos de presos políticos fueron liberados.

En 1974, más de la mitad del presupuesto del gobierno de Portugal se gastó en militares involucrados en guerras en tres de las colonias de Portugal en África.

Bajo el gobierno democrático recién establecido, se implementó un rápido programa de descolonización que otorgó la independencia a Guinea-Bissau, Mozambique, las islas de Cabo Verde, Santo Tomé y Príncipe y Angola.

Después de la revolución, según la Constitución portuguesa de 1976, se estableció una república parlamentaria. Desde entonces, Portugal ha sido gobernado por una democracia constitucional con un presidente, un primer ministro y un parlamento elegido en elecciones multipartidistas.

En el transcurso de las siguientes décadas se estableció y consolidó un sistema bipartidista estable. En 1980, los archipiélagos de Madeira y las Azores se convirtieron en regiones autónomas de autogobierno.

En 1986, Portugal se convirtió en miembro de la Unión Europea y desde entonces ha evolucionado como un estado democrático moderno donde la población portuguesa (10.632.069) disfruta de muchas libertades civiles.

Con una tasa relativamente baja de delitos violentos, Portugal ha sido clasificado como uno de los países más pacíficos del mundo. Según el 2017 Índice de Paz Global Portugal se clasificó como el tercer país más pacífico del mundo después de Islandia y Nueva Zelanda.

Actualmente, Portugal está experimentando una reactivación económica. Sin embargo, bajo todos los estándares, Portugal sigue siendo uno de los países más pobres de Europa y de la Unión Europea. El desempleo cayó por debajo del 8% en diciembre (2017) por primera vez en más de 13 años. En 2018 el salario mínimo se fijó en 676 € al mes.

Según Eurostat, los países de la Unión Europea con los salarios mínimos más elevados son Luxemburgo (1.999€), Irlanda (1.563€), Países Bajos (1.552€), Bélgica (1.532€), Alemania (1.498€), Francia ( ) 1.480) y Reino Unido (1.397 €). Los estados miembros con los salarios mínimos más bajos son Bulgaria (235 €), Rumanía (275 €), Letonia y Lituania (380 €).

En 2015, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) informó que la brecha entre ricos y pobres en Portugal es una de las más desiguales, ocupando el noveno lugar entre 34 países medidos.

Carolina Matos / Editora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.